¿Te llamamos?

Ambas opciones son válidas para circular cuando hay nieve o hielo en la calzada.

El chorro polar que llega este viernes a la Península Ibérica dejará a su paso nevadas y heladas, dos fenómenos atmosféricos no muy amigos de los conductores. Cuando bajan las temperaturas y se forman bloques de hielo o nieva, los neumáticos pierden adherencia al asfalto y aumenta el peligro de accidente.

El sistema tradicional ha sido siempre llevar las correspondientes cadenas en el maletero del coche y ponerlas cuando veamos que hay una capa de nieve en la carretera o que hay placas de hielo (conducir con cadenas si el asfalto está más o menos despejado podría dañar las ruedas).

Existen diferentes tipos de cadenas, con distintas funciones. Existen las cadenas de tela, muy fáciles de montar, que protegen toda la rueda y la llanta por un precio de hasta 100 euros. Por otro lado, están las cadenas de red, que alcanzan el mismo precio y están recomendadas para un uso más frecuente. Es muy práctico llevarlas en el maletero para cubrir cualquier porsiacaso, sobre todo si no circulamos habitualmente por zonas de nieve y las necesitamos en un momento puntual.

Es importante montar bien las cadenas y, aunque no es obligatorio llevarlas, circular sin ellas cuando sean necesarias podría costarnos una multa de hasta 200 euros.

Alternativa a las cadenas

Una alternativa a las cadenas que los fabricantes han ido perfeccionando en los últimos años son los llamados neumáticos all seasons, que sirven para conducir en condiciones climatológicas adversas. Por ejemplo, Michelin tiene toda una gama CrossClimate para cualquier tipo de vehículo con buen comportamiento en pruebas de barro y nieve.

La Agrupación de Fabricantes de Neumáticos. recuerda que «los neumáticos todo tiempo son válidos para todo tipo de vehículos, en cualquier estación del año, ya que responden con seguridad a cualquier inclemencia climatológica».

Salvo en zonas con temperaturas extremas en invierno o en verano, estos neumáticos se pueden usar durante todo el año en cualquier zona. La AFANE destaca las siguientes ventajas:

  • Son más eficaces con temperaturas frías y muy frías.
  • Tienen mejores propiedades de tracción, adherencia y frenada que otros modelos.
  • Funcionan con asfalto seco y cuando la carretera está húmeda, llueve o hay nieve o hielo.
  • Tiene una máxima capacidad de evacuación de agua
  • El dibujo de la banda de rodamiento más recortado y profundo.

 

Permiten prescindir de cadenas, garantizando movilidad y seguridad durante todo el invierno. Además, son cómodos para no tener que montar y desmontar cadenas y pueden circular incluso por túneles consecutivos, donde las cadenas están prohibidas.

A la hora de comprar unos neumáticos all season, es importante no solo fijarnos en que sean compatibles con nuestro vehículo, sino en que luzcan las siglas 3PMSF que corresponden al Certificado para invierno, lo que indica que son fiables y seguros para conducir sobre nieve. En neumáticos de inviernos de otras marcas vienen distinguidos por el dibujo de las tres montañas o bien con el distintivo de M+S.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad