¿Te llamamos?

REVISIONES PRE ITV, Mecánica rápida

Pasar la revisión al coche se convierte, en ocasiones, en un momento de dudas y muchas preguntas. La pregunta más habitual a la que nos enfrentamos es: ¿cada cuánto tengo que hacer la revisión? La respuesta puede variar en función del coche, de la marca y también de la edad del propio coche. Desde aquí vamos a aportar un poco de luz a esta situación tan habitual.



REVISIÓN DEL COCHE, ¿CUÁNDO TENGO QUE HACERLA?

Antes de empezar hay que saber que las revisiones periódicas al coche no se realizan por mero capricho o por ganas de sacar el dinero a los conductores. Realizar la inspección del estado general del vehículo se basa en una cuestión de seguridad y, también, de prevención de futuras averías. Aunque pueda suponer un gasto no esperado, la revisión del coche se hace para prevenir problemas más grandes que después supondrían un desembolso mucho mayor.

Lo primero que hay que decir es que no hay un tiempo concreto para pasar la revisión del coche. Cada fabricante estipula unos periodos en función de sus estudios y características. Hoy en día, las marcas estipulan este periodo en función del tiempo y/o el kilometraje que hagamos nosotros. Por lo tanto es habitual encontrarnos con que la revisión hay que pasarla cada año o 15.000 kilómetros, lo que primero llegue. Puede darse el caso que en 12 meses solo hayamos hecho 10.000 kilómetros pero que igualmente tengamos que pasar por el taller. Lo mismo ocurre, en el caso contrario, haber hecho 15.000 kilómetros en ocho meses.

Como decimos cada fabricante marca la pauta para pasar por el taller. Para saber cuándo debemos hacer la revisión nada mejor que acudir al libro de mantenimiento de nuestro coche para ver qué indica. Actualmente los coches más modernos no llevan un libro como tal, ya que todo es digital a través del puerto OBD del propio vehículo. Si este es nuestro caso basta con acudir a un taller o concesionario para preguntar cada cuánto tenemos que llevar nuestro para que le echen un vistazo.

Dentro de los márgenes de garantía, si es que nuestro coche es nuevo, debemos cumplir a rajatabla con los periodos marcados por el fabricante. En caso de no hacer la revisión al coche dentro de los tiempos fijados se podrá anular la garantía de fábrica y eso supondría tener que pagar de nuestro bolsillo cualquier problema que se haya ocasionado. Por ese motivo, es muy aconsejable no jugársela y acudir a tu centro más cercano para revisar el estado del coche, tal y como estipula el libro de mantenimiento oficial.

Una vez excedido el tiempo de garantía del coche, es aconsejable pasar la revisión acorde a los tiempos de vigencia de la ITV. Es decir, si nuestro coche tiene que pasar la ITV obligatoria cada año, se recomienda visitar el taller en ese periodo de tiempo no solo para garantizarnos el apto en la prueba estatal si no también para revisar por seguridad el estado general del coche. Obviamente si detectamos cualquier problema debemos acudir al taller sea cual sea el momento y el tiempo que haya pasado desde la última visita.



¿QUÉ HAY QUE CAMBIAR EN CADA REVISIÓN DEL COCHE?

Al igual que en los periodos de tiempo, los trabajos a realizar en la revisión del coche varían en función de cada marca y modelo. Lo más común es cambiar el aceite del motor cada 15.000 kilómetros, por ejemplo. Para saber qué operaciones tenemos que hacer lo mejor es acudir una vez más al libro de mantenimiento oficial de nuestro coche. En él vendrá indicado qué hay que revisar y qué elementos debemos cambiar en función del tiempo y el kilometraje realizado.

Además del cambio de aceite las operaciones más habituales a realizar en la revisión de nuestro coche son:

  • Cambio de filtros

  • Rellenado de líquidos esenciales como el refrigerante

  • Comprobación del estado general de componentes auxiliares como manguitos y cables

  • Sustitución de filtros de aire y gasolina.

En ocasiones puntuales estaremos obligados a cambiar componentes más caros como los frenos, el embrague o la distribución. En estos casos será el fabricante el que estipule los periodos que, generalmente, se marcarán por el kilometraje y no por el tiempo.

A la hora de pasar la revisión de tu coche te recomendamos que sigas los periodos marcados por el fabricante para tu modelo en particular. Ponte siempre en manos de profesionales cualificados para no tener problemas de garantías y seguridad. Por supuesto, si dentro de esos márgenes de tiempo entre revisiones se descubre algún problema, debemos acudir inmediatamente al taller. Y no hay que olvidar el mantenimiento preventivo doméstico que nos ayudará a garantizar el estado óptimo del coche y a prevenir averías mucho mayores y costosas.





Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad