¿Te llamamos?

nEUMÁTICOS DEINVIERNO O RUEDAS DE ALL SEASONS, 4 ESTACIONES

Cómo funcionan los neumáticos de invierno ¡Aquí te contamos todos los detalles!

¿Cómo son los neumáticos de invierno?

¿Qué hace a los neumáticos de invierno tan especiales?

¿Cómo son los neumáticos de invierno?

¿Cuándo necesitas este tipo de neumáticos?

Qué mirar al comprarte un neumático de invierno

– ¿Qué hace a los neumáticos de invierno tan especiales


Imagínate no necesitar nunca más unas cadenas para circular sobre la nieve, ¡de eso justamente se tratan estos neumáticos! Con el agarre que tienen, es perfectamente seguro, te lo garantizamos.

Podrás circular perfectamente sobre tramos donde solo está permitida la circulación con cadenas. Te dan una comodidad absoluta en invierno, sobre todo si te veías obligado a ponértelas cada poco tiempo.

Dado que las cadenas pueden ser dañinas tanto para el neumático como para el sistema de suspensión del coche. Además, puede ser arriesgado colocarlas. Por tanto, es lógico pensar que necesitábamos una alternativa como esta.

¿Quieres saber qué los hace tan buenos para soportar las dificultades del frío y la nieve? No te preocupes, te lo contamos a continuación. Verás cómo acabas queriendo cambiártelos cada invierno (en el caso de que lo necesites).


¿Cómo son los neumáticos de invierno?

Los neumáticos son ideales para soportar el frío porque su material está compuesto por una mayor proporción de goma natural. Este material les permite ser más blandos y mantener así el agarre en carretera a menos de 7º C. Los neumáticos de verano, en cambio, a partir de esa temperatura empezarían a endurecerse.

Esto no es todo, puesto que los neumáticos de invierno también tienen un dibujo con el que mejora notablemente la evacuación de agua, para cuando llueva. Además, tiene ranuras diminutas que ayudan al coche a agarrarse a la carretera aún más, mordiendo la nieve o el hielo con fuerza.

Esta nieve a la que el coche se sujeta queda metida entre las rendijas, lo que garantiza un mejor agarre, en el que se usa la propia nieve. Como ves, unos neumáticos de invierno pueden serte muy útiles, pero veamos si te vale la pena la inversión.


¿Cuándo necesitas este tipo de neumáticos?

Lo ideal sería ponértelos en invierno: Desde octubre hasta marzo.

Sin embargo, a pesar de todas las ventajas que representa tener este tipo de neumáticos, no siempre es algo que recomendamos. Por supuesto, si tienes un servicio de renting con nosotros no te va a costar ni un céntimo hacer el cambio de neumáticos. Sin embargo, queremos ayudarte a ser objetivo y saber si realmente te conviene pasar por el proceso. Lo último que queremos es generarte una necesidad que realmente no tienes.

Debes tener en cuenta tu situación antes de tomar esta decisión, ya que vas a tener que hacer el cambio de neumático dos veces al año y tiene que valerte la pena.

Dada la gran resistencia de los neumáticos al frío, es obvio que no son adecuados para temperaturas cálidas. Recordemos que la goma es mucho más blanda y se pueden desgastar mucho más rápido en verano. Para ese caso, es mucho mejor un neumático de verano.

Solo te recomendamos que te hagas con ellos si vives en un lugar donde en invierno las temperaturas bajen más de los 7º C y se formen capas de hielo o nieve.

Un criterio que no falla es pensar en si alguna vez has tenido que usar cadenas para moverte por donde vives. Si es así, necesitas unos neumáticos de invierno.

Si vas a tener que mover tu coche mucho durante esta época, te van a resultar indispensables. Hasta puede que te obliguen a ponértelos en algunos países. Esto es muy común sobre todo en los países nórdicos como Suecia o Groenlandia, donde la presencia de nieve es constante y muy notoria. Por supuesto, si en España te paran con los neumáticos de invierno los considerarán equivalentes a las cadenas.

En el caso de que creas que realmente no te son necesarios, pero quieres estar mejor protegido en temporadas frías, tienes que hacer algo. Tal vez te convenga más pedirle a tu mecánico que te instale unos neumáticos all seasons. Sin embargo, ten en cuenta que si hay nieve vas a tener que ponerte las cadenas.


Qué mirar al comprarte un neumático de invierno

No hay ningún secreto para hacerse con un neumático de invierno, pero lo que sí es cierto es que debes vigilar con qué te puedan intentar vender. Siempre que quieras esta clase de neumáticos ten muy en cuenta que contenga los siguientes símbolos:

M+S significa “mud and snow”, o “barro y nieve” en inglés, indica claramente que el neumático es ideal para la nieve. El símbolo de copo de nieve te garantiza que ha pasado las pruebas mínimas de rendimiento sobre nieve que exige la ley. Si no tienen estos símbolos, no tendrás estas garantías y será mejor que compres otros.

También, al escogerlos, debes tener en cuenta que los neumáticos de invierno pueden tener un límite de velocidad. Esto estará indicado en la propia rueda, pero no será algo limitante para la mayoría de personas, ya que rondan los 160-240 km/h.

Por otra parte, aunque a estas alturas ya no te sorprenderá, estos neumáticos son un10% más caros que el resto. Vas a necesitar 4 neumáticos, no dos (como en el caso de las cadenas), si realmente deseas tener un coche estable sobre la nieve.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad