¿Te llamamos?

La temporada de frío, lluvias, heladas e, incluso, nevadas, ya ha llegado. El final del otoño y el invierno tiene varias fechas marcadas en el calendario para hacer escapadas en coche o avión, como son el puente de diciembre o la Navidad, donde los desplazamientos se multiplican respecto a otras temporadas.

Si la opción elegida es el desplazamiento por carretera, en reclamador.es han elaborado esta guía con consejos para preparar el coche ante el frío, porque sí, el vehículo necesita también ser adaptado a las condiciones climatológicas típicas de los meses con bajas temperaturas.

Consejos para la conducción en días fríos

Con bajas temperaturas es posible que te encuentres con hielo o escarcha en las carreteras, así que es más importante que nunca que estés atento en la conducción y que reduzcas la velocidad. La lluvia, nieve o hielo condicionan nuestra forma de conducir y lo hacen más inseguro, aunque seas un conductor experimentado.

Evita los factores de riesgo como la necesidad de hacer frenadas de largas distancias que te hagan perder el control de las ruedas si hay placas de hielo. Si está nevando, hay niebla o la visibilidad es muy mala, enciende las luces de cruce, o las antiniebla delanteras o antiniebla traseras.

Puesta a punto para preparar el coche ante el frío

Los expertos recomiendan visitar el taller antes de realizar viajes largos y más si las condiciones climatológicas pueden ser desfavorables. En este sentido, te puede convenir cambiar los neumáticos por unos de invierno o revisar el estado de los que tengas, porque, además, no tener la profundidad de neumático suficiente puede acarrear multas de tráfico.

Cuando llega el frío es conveniente meter en el coche las cadenas o mantas, así si en tu destino o de camino a este tienes que atravesar puertos de montaña o grandes nevadas, tendrás siempre en el vehículo estas herramientas que te permitirán circular de forma más segura. Y si vives en zonas de alta montaña, lo más recomendable es contar en esta época con unos buenos neumáticos de invierno, preparados para las inclemencias meteorológicas.

Revisión de los frenos

Además, como consejo para preparar el coche ante el frío, deberías hacer una revisión de los frenos, amortiguadores, el nivel de la batería (porque con el frío se descarga mucho más) y el nivel de los distintos líquidos: refrigerante, aceite, limpiaparabrisas, frenos… La seguridad no tiene precio.

Por último y no menos importante, mantén el depósito lleno. A nadie le gusta quedarse tirado en la carretera por falta de combustible, y menos aún cuando hace tanto frío.

Kit de emergencias

Da igual la época del año en la que estés, siempre deberías tener un kit básico de emergencia en el coche con linternas, cables para la batería, batería del móvil lleno y cargador de batería, elementos básicos de primeros auxilios con suero fisiológico, gasas, tiritas y algún medicamento genérico, etc.

Pero en invierno, a ese kit deberías añadir unos guantes, una rasqueta para el hielo y líquido limpiacristales anticongelante, para poder quitar el hielo o nieve que se quede pegado en los cristales y faros del coche.

Revisa la última hora y planifica el trayecto

La Dirección General de Tráfico (DGT) actualiza con regularidad el estado de las carreteras. Puedes acceder a su web para ver el estado en directo del recorrido que tienes que efectuar, asegurarte que hay o no hay nieve o atascos.

Consulta también la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) el estado del tiempo en el momento del viaje: lluvia suave o fuerte, nieve, fuertes rachas de viento, mala visibilidad que se junta con que los días tienen cada vez menos horas de luz… Esto puede ayudarte a programar rutas alternativas o las paradas y descansos recomendables cada dos horas de viaje. Es importante ir descansado en trayectos donde la conducción pueda ser más complicada y requiera de un mayor esfuerzo y concentración.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad