¿Te llamamos?

Neumáticos del futuro. Reparación y sustitución de neumáticos viejos. Arreglo de pinchazos Neumáticos baratos

Las nuevas normativas ambientales y de emisiones obligan a los fabricantes a pensar en nuevos materiales más sostenibles

La sostenibilidad y la reducción de emisiones en el ámbito de la movilidad no solo pasan por la electrificación de los motores. Los neumáticos, al igual que en la seguridad y el ahorro al volante, juegan un papel determinante en la reducción de la contaminación del tráfico rodado.

La asociación ‘Elige calidad, elige confianza’, formada por una veintena de fabricantes pertenecientes a Sernauto, explica que la evolución de los neumáticos de cara al futuro va a estar orientada no solo hacia la sostenibilidad con el objetivo de cumplir las directrices de la nueva norma Euro 7, sino que van a intentar dar un paso más allá cumpliendo los preceptos de la economía circular y el cuidado al medioambiente.

Dentro de este trayecto, es innegable la importancia de los materiales utilizados en la fabricación de los neumáticos. Aunque el sector del neumático reciclado consigue ya reducir el gasto energético y la contaminación de manera notable, incorporar materiales totalmente sostenibles y reutilizados es otra línea de actuación para complir esta visión.

Algunos fabricantes ya están orientando sus investigaciones y técnicas en este sentido, por ejemplo, fabricando llantas con materiales naturales y reciclados, empleando desde fibras naturales a otras desarrolladas a partir de desechos procesados.


Neumáticos hechos de arroz y botellas recicladas

En el mundo del neumático, los fabricantes de esta iniciativa trabajan en el desarrollo de sílice, un material esencial para generar tracción, utilizando cáscaras de arroz y caucho natural, que se obtiene de la planta del diente de león.


Otro producto que se está intentando incorporar en la producción de neumáticos es el plástico reutilizado. Ya existe una tecnología con la que la parte estructural de neumático se fabrica con hilo de poliéster obtenido a partir de botellas de PET usadas, sin ningún paso químico intermedio, que no podrían ser recicladas de otra forma.

El procedimiento de reciclaje de las botellas es especial: se clasifican y se limpian mecánicamente, después de quitarles los tapones. Tras la trituración mecánica, el PET se transforma en granulado y, finalmente, en hilo de poliéster, sustituyendo completamente al poliéster convencional en la carcasa del neumático. De este modo, un juego de neumáticos estándar para turismo utilizaría el material procedente de unas 40 botellas de PET recicladas.

Los fabricantes adheridos a ECEC orientan el desarrollo de su tecnología y proceso de fabricación hacia un concepto verde, empleando casi un 20% de materiales reciclados (botellas PET, acero, carbón, negro de humo de neumáticos desgastados…), así como alrededor de un 35% de materias primas naturales (caucho natural proveniente de diente de león, silicato de cenizas de cáscara de arroz, aceites y resinas vegetales) en la producción de gomas.


La economía circular del neumático

El objetivo de este concepto de neumático verde es minimizar el consumo de recursos en todos los eslabones de la cadena de valor del neumático, «desde el abastecimiento y la adquisición de materias primas hasta las distintas fases de producción, pasando por las formas de prolongar la vida útil del neumático», explican desde ECEC.

El resultado son neumáticos compuestos por un porcentaje especialmente alto de materiales renovables, renovados, reciclados y que permitirán su trazabilidad, además de contribuir en el ciclo de la economía circular.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad