¿Te llamamos?

Cuanto duran unos neumáticos nuevos y cuantos kilometros pueden hacer unas ruedas usadas

Responder a la pregunta de la duración de los neumáticos es bastante complicado. Influye desde la calidad de la goma hasta otros factores muy importantes como el uso que demos a nuestro vehículo, el tipo de conducción o el clima.

Sin duda, el factor principal a tener en cuenta para conocer la duración de los neumáticos es la calidad de los neumáticos,y, por tanto, el precio de los neumáticos.

Habitualmente unos neumáticos de mayor calidad suele costar algo más, sin embargo, la duración de los neumáticos suele ser hasta tres veces superior a uno de una gama inferior.

Pero, ¿cuántos kilómetros duran unos neumáticos?

Antes de responder a la duración de los neumáticos en kilómetros, tenemos que entender qué marca la duración de los neumáticos en los coches. Los neumáticos tendrán vida útil si no ha sufrido demasiado desgaste. Esto queda marcado legalmente por un límite de 1,6 mm de profundidad de dibujo. Si el paso del tiempo y los kilómetros recorridos desgastan los neumáticos más allá de este punto, deberemos cambiar los neumáticos, al haber perdido con ello agarre.

Como regla general, la duración de los neumáticos ronda por los 40.000/50.000 Km si son de buena calidad. Unos neumáticos de una peor gama suelen tener una duración de aproximada de 20.000/30.000 Km.

Teniendo en cuenta que el 20% de los accidentes de tráfico se deben al mal estado de los neumáticos, tenemos que tener en cuenta ciertos factores de prevención. Es importante asegurarnos del correcto uso de nuestras gomas y así evitar males mayores.

Consejos para alargar la duración de los neumáticos del coche

Para alargar la duración de los neumáticos y evitar problemas de seguridad, debemos tener en cuenta que:

  • Los neumáticos deben ser de la misma marca (al menos las cubiertas que compartan eje).
  • Los neumáticos tiene que tener la misma medida.
  • Los neumáticos tienen que ser de la misma categoría de uso (no vale intercalar neumáticos especiales de nieve, con ninguno de tierra, por ejemplo).
  • Los neumáticos deben poseer la misma estructura (radial y diagonal).
  • Los índices de velocidad y carga de los neumáticos siempre debe ser igual o superior a los que el fabricante recomienda, e iguales entre las cubiertas del mismo vehículo.
  • El desgaste de la banda de rodadura de los neumáticos no puede ser mayor a 1,6 mm.

Estos puntos pueden ayudarte a salvaguardar tu seguridad y mantener tus neumáticos adecuadamente. También evitarán que te lleves algún que otro disgusto con las autoridades, ya que son de obligatorio cumplimiento, y si alguno de ellos se infringiera podría acarrear sanción.

Por tu bien, y por el de tu bolsillo, mantén tus neumáticos al día. Si necesitas cambiar los neumáticos infórmate de todas las opciones que hay disponibles en el mercado.

La presión: vital para alargar la duración de los neumáticos

El desgaste de los neumáticos ocurre por muchas razones, pero los profesionales de los talleres insisten en la importancia vital de la presión de los neumáticos y destacan dos causas.

En primer lugar, el tipo de conducción afecta principlamente a los neumáticos. Una práctica de conducción muy deportiva y agresiva provocará un deterioro prematuro de nuestros neumáticos. En segundo lugar, destacan la climatología y el tipo de firme por el que circulemos de forma habitual. En seco y con altas temperaturas, y sobre superficies rugosas, los neumáticos sufre más y, por tanto, la duración de los neumáticos se resiente.

Pero una de las causas principales del desgaste no programado de los neumáticos es la presión incorrecta. El inflado es lo que va a definir en gran medida cuánto duran los neumáticos, al ser la clave de su desgaste.

Una presión correcta de los neumáticos es esencial para mantener una conducción equilibrada, eficiente y segura, de lo contrario podrás experimentar un mayor desgaste de los neumáticos, del vehículo en general o un mayor consumo de carburante.

– Sobrepresión de los neumáticos: Una presión superior a la que el fabricante recomienda provoca que la cubierta pierda superficie de contacto con el suelo, lo que acarrearía una menor amortiguación ante cualquier relieve y peor adherencia al pavimento. Mayor desgaste en la parte central.

– Presión insuficiente de los neumáticos: La cantidad de aire en el interior de la goma es inferior a la recomendada por el fabricante. Esto crea una mayor superficie de contacto de los neumáticos con el terreno, lo que conlleva una mayor fricción, traduciéndose esto en un sobrecalentamiento, mayor desgaste de los neumáticos por los hombros, y un mayor consumo de carburante para el coche. Aumenta también el riesgo de reventón y la capacidad de evacuar agua.

Desde RODAMON NEUMÁTICOS DE OCASIÓN te recomendamos para un óptimo mantenimiento, revisar la presión en frío, todos los meses y antes de los viajes largos. En definitiva, los neumáticos no tienen una fecha de duración exacta, pero que puedes prolongarla con nuestras claves.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad