¿Te llamamos?

El dispositivo ya ha demostrado su eficacia y contrarresta el peligro de que las ruedas pierdan el contacto con la carretera.

Las empresas Easyrain, Bosch el tal design han colaborado en el desarrollo de un innovador sistema que evita el fenómeno del ‘aquaplaning’. Una circunstancia muy peligrosa para la seguridad de los automovilistas y que causa anualmente un gran número de accidentes.

El nuevo sistema se llama Easyrain y estas compañías lo han presentado en el último salón tecnológico de Las Vegas (CES).

Desarrollado para salvar vidas en la carretera, se trata de una innovadora medida de seguridad activa que ya ha completado su verificación en pruebas reales sobre la pista. Está lista para su incorporación como una nueva ayuda a la conducción en algunos modelos de la marca Audi.

El Easyrain funciona mediante un programa informático bautizado como Aquaplaning Intelligent Solution (AIS), y es el primer sistema capaz de contrarrestar los peligrosos efectos del agua excesiva sobre la calzada.


Agua a presión

El Easyrain funciona de un modo ingenioso para evitar la pérdida de adherencia de los neumáticos. Ante la posibilidad de que se produzca un deslizamiento, el programa inteligente AIS proyecta una cantidad muy precisa de agua a presión por delante de las ruedas delanteras, barriendo así el exceso de agua acumulada sobre el asfalto.

De esta manera, el chorro de agua ayuda a romper la capa excesiva de líquido que cubre la calzada y que los surcos de los neumáticos no van a ser capaces de disipar. Gracias a la acción del Easyrain, estos reestablecen el contacto con el asfalto y el conductor recupera el control del vehículo.

Es la primera vez que un sistema de seguridad del coche interviene en el entorno para mejorar las condiciones de rodadura. Y según los ingenieros que han intervenido en su desarrollo, también podría adaptarse para ser igualmente eficaz ante otros factores que amenacen la correcta adherencia de las ruedas, como el hielo, la nieve, la grava o incluso las irregularidades del asfalto.

Y es que el AIS se puede ajustar para que funcione en todo tipo de coches y con cualquier neumático, independientemente de su estado de desgaste. Por eso, muy pronto podría incorporarse como un nuevo equipo de seguridad no solamente en los Audi, sino en modelos de cualquier otra marca.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad