¿Te llamamos?

Multas de la DGT, por los neumáticos

 

No tiene que ver con los excesos de velocidad ni con sujetar el móvil con la mano, pero el número de infracciones se ha duplicado.

 

Se trata de uno de los elementos fundamentales para la seguridad activa de los coches, pero los conductores no le prestan la atención suficiente. Los neumáticos, en general, circulan en mal estado y los agentes que regulan el tráfico ya lo han percibido.

Así lo alerta el club de automovilistas CEA, que tramita cada vez más recursos de multas por esta razón. Según los datos que acaba de dar a conocer, el número de infracciones de diciembre de 2021 duplicó las cifras de enero del mismo año.

Como pieza que mantiene en contacto el coche con el asfalto, los neumáticos deben encontrarse en buen estado y la ley de tráfico castiga el caso contrario. “Circular con un vehículo cuyos neumáticos no presentan dibujo o no reúnen las condiciones mínimas de utilización” es una infracción grave, según recuerda la Fundación CEA en un comunicado, que supone “una sanción de 200 euros por neumático”.

 

Multa por neumáticos en mal estado

 

Los casos no son pocos, con multas de hasta 800 euros (por las cuatro ruedas), a pesar de que la justicia ha llevado la contraria a la Dirección General de Tráfico (DGT) en este terreno. Hace unas semanas, un juez anuló una multa de este tipo argumentando que nadie puede ser condenado dos veces por una misma infracción.

En todo caso, las sanciones y las recomendaciones de asociaciones de fabricantes e instituciones no convencen a los automovilistas, que siguen sin cuidar sus neumáticos, según la Fundación CEA. El mantenimiento de las gomas debe ser constante, tanto de su presión de inflado como de su estado general.

Una presión inadecuada del neumático influye en la seguridad y hace que pierda prestaciones. Por lo tanto, puede tener desgastes inusuales, reduce el rendimiento y aumenta la posibilidad de tener un reventón”, explica Jorge Cajal, director de Comunicación de Continental Tires España.

 

Cómo controlar la profundidad de dibujo

 

Para tomar la decisión de cambiar los neumáticos, hay que fijarse en dos factores fundamentales: el desgaste y la edad de la goma. Cuando el dibujo de la banda de rodadura tiene una profundidad inferior a 1,6 milímetros hay que cambiar los neumáticos sí o sí: aparte de que ya no son seguros, se está incumpliendo la ley.

Hay un sistema sencillo para asegurarse de que la profundidad del dibujo de las ruedas es suficiente. Se tarda pocos segundos y basta con usar una moneda de un euro.

Asimismo, también hay que tener en cuenta el flanco del neumático. En este caso, cualquier neumático con un abultamiento o grieta en la pared lateral debe reemplazarse. Esto indica que la integridad estructural del neumático se ha reducido significativamente, lo que aumenta la probabilidad de un fallo repentino o un reventón a cualquier velocidad.

 

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad