¿Te llamamos?

Ruedas de repuesto, arreglo de pinchazos, kit antipinchazos Reparación de neumaticos Parches y churros para respara pinchazos Ruedas de galleta

La historia de la rueda de repuesto se remonta al año 1904 cuando los hermanos galeses Thomas Morris y Walter Davies abrieron una ferretería en la calle Stepney de Llanelli (Gales- Reino Unido). En esa época los neumáticos de los coches sufrían muchos pinchazos por los caminos empedrados y sin asfaltar por lo que a Morris Davies se le ocurrió crear una llanta sin radios equipada con un neumático inflable. Así fue como se inventó la rueda de repuesto, también conocida en algunos países como rueda ‘stepney’. En 1909 los taxis de Londres llevaban una.

Y desde entonces los coches empezaron a equipar rueda de repuesto, un equipamiento que nunca ha sido obligatorio pero sí recomendado para poder solucionar un pinchazo, reventón o cualquier otro problema con el neumático y así poder seguir la circulación sin ‘molestar’ ni poner en peligro a otros conductores que circulen por la vía.

Pero las cosas están cambiando y mucho en el sector del automóvil hasta el punto que esa rueda de repuesto que siempre se incluía en un coche está dejando de existir. Si estás en proceso de compra o recientemente has comprado un coche nuevo, te habrás dado cuenta. ¿Por qué los coches ya no llevan rueda de repuesto? A continuación os explico los motivos que hay detrás, pero antes de nada…

¿Qué es una rueda de repuesto?

Una rueda de repuesto es una rueda adicional completa, con llanta y neumático, que permite sustituir otra operativa en el caso de que se pinche, sufra un reventón o cualquier otro problema que impida al vehículo continuar con el trayecto.

Esta rueda de repuesto puede ser del mismo tamaño que las que utiliza el vehículo o puede ser una rueda de tipo galleta, más pequeña, también conocida como rueda de emergencia.

¿Es obligatorio llevar rueda de repuesto en el coche?

La rueda de repuesto no es obligatoria pero ¡atención! El anexo XII del Reglamento General de Vehículos sí obliga a los vehículos de motor a llevar “una rueda completa de repuesto o una rueda de uso temporal, con las herramientas necesarias para el cambio de ruedas, o un sistema alternativo al cambio de las mismas que ofrezca suficientes garantías para la movilidad del vehículo”. Por tanto, debes asegurarte que tu coche cuenta con algunas de estas opciones.

La multa por no llevar rueda de repuesto o un sistema alternativo es de 200 euros.

¿Por qué los coches ya no llevan rueda de repuesto?

Son varios los factores que están llevando a los fabricantes a prescindir de la rueda de repuesto.

1.- Para ahorrar espacio: el ahorro de espacio siempre ha sido uno de los objetivos de los fabricantes, primero optando por la rueda temporal, de emergencia o tipo galleta y en los últimos años, directamente, prescindiendo de la rueda de repuesto sea del tipo que sea. Esta rueda se suele situar bajo el piso del maletero (o en el portón trasero en el caso de vehículos todoterrenos) por lo que sin ella se consigue mayor capacidad de carga, algo que siempre se agradece.

2.- Para reducir peso: reducir el consumo y las emisiones se ha convertido en uno de los principales objetivos de los fabricantes, primero por las exigencias medioambientales a nivel mundial y europeo y segundo por el incremento del precio de los combustibles. Y para conseguirlo es necesario bajar el peso del vehículo… y la rueda de repuesto puede pesar unos 7 o 9 kilos (depende del tamaño).

3.- Para ahorrar costes: incluir una rueda de repuesto supone un sobrecoste y el prescindir de ella supone un ahorro de costes para el fabricante. Aun así, hay fabricantes que ofrecen la opción de rueda de repuesto o de emergencia sin sobrecoste cuando no la incluyen de serie

A estos tres factores se añade el hecho de que cada vez hay más caminos asfaltados, hay más autopistas y autovías y hay menos riesgo de pinchazo que antes. Pero hay más. Prácticamente todos los seguros de automóviles incluyen asistencia en carretera y acaba siendo más fácil llamar a la grúa que ponerte a cambiar un neumático con el peligro que supone estar parado en un arcén. ¿Conclusión? Los conductores demandan menos ruedas de repuesto y los fabricantes dejan de incluirlas en su equipamiento.

¿Acierto o error? Sin duda, una rueda de repuesto siempre supone un plus de seguridad para continuar la circulación tras sufrir un pinchazo o rotura ya que es más fiable que los otros sistemas alternativos que están permitidos. Nuestro consejo es que preguntes al vendedor si el coche que estás pensando en comprar incluye rueda de repuesto u otro sistema para que puedas elegir.

Sistemas alternativos a la rueda de repuesto

  • Rueda de emergencia o rueda de galleta: es una rueda más pequeña y ligera que el neumático que monta el coche de serie y como su nombre indica solo sirve para ‘sacarte’ de un apuro. Sólo puedes circular con ella hasta un máximo de 80 km/h y durante el menor número de kilómetros, los necesarios hasta llegar a un taller o centro de reparación.

  • Neumáticos run-flat: estos neumáticos incorporan una tecnología especial que en el caso de pinchazo le permite seguir rodando. Las gomas cuentan con un soporte interior y laterales reforzados que evitan que se deformen por la pérdida de presión tras un pinchazo. Al igual que las ruedas de emergencia, tras el pinchazo no se pueden superar los 80 km/h con este tipo de neumáticos y se debe acudir a un taller o cambiar el neumático por uno nuevo en cuanto se pueda ya que suelen tener un margen de efectividad de 80 kilómetros.

  • Kit antipinchazos: es el sistema más habitual por el que están optando los fabricantes de coches, porque ocupa muy poco espacio y por su efectividad. Se trata de una espuma que se inyecta en la válvula neumática para sellar los pinchazos (no vale en caso de raja) aunque según el tipo de kit, en algunos casos necesitas un compresor para hinchar el neumático. El inconveniente es que es un producto con fecha de caducidad (3 o 4 años) por lo que tienes que estar pendiente de sustituirlo por uno nuevo de forma periódica, ya que si te vieras obligado a utilizarlo y estuviera caducado, no podrías utilizarlo. Además, podría caerte una multa de 200 euros. Cuando has utilizado el kit antipinchazos no debes circular a más de 80 kilómetros por hora.

     

¿Qué otros elementos son obligatorios en el coche?

Además de la rueda de repuesto o kit antipinchazos, hay que llevar de forma obligatoria chaleco reflectante y triángulos de preseñalización (aunque han dejado de ser obligatorios en autopistas y autovías y se pueden sustituir por la nueva señal V-16 que consiste en un dispositivo luminoso). Además, si circulas por zonas frías, con posibilidad de nevadas, también tienes que llevar cadenas o neumáticos de invierno.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad