¿Te llamamos?

Reciclaje de neumaticos usados Proteccion de medio ambiente con el reciclaje de los neumaticos viejos

TNU explica con su campaña divulgativa ‘¿Sabías que…?’ las múltiples e innovadoras aplicaciones que ofrece el reciclaje de los neumáticos fuera de uso. En esta ocasión explica cómo se fabrica pintura impermeable ecológica con neumáticos reciclados.

Entre las innovaciones desarrolladas en torno al reciclado del granulado de caucho, derivado de Neumáticos Fuera de Uso (NFU), destaca una aplicación reciente: la fabricación de pintura impermeabilizante ecológica.

En un paso significativo hacia la sostenibilidad ambiental, la firma mexicana Granutec ha desarrollado este impermeabilizante revolucionario compuesto en un 70% por granulado de NFU y resinas poliuretánicas.

Este producto eco-amigable, de base acuosa y exento de disolventes, ofrece una cobertura excepcional, permitiendo impermeabilizar de 9 a 10 metros cuadrados con cada cubo de 19 litros, al mismo tiempo que contribuye al reciclaje de un neumático fuera de uso.

La versatilidad de esta pintura impermeabilizante se refleja en su variedad de aplicaciones:

  1. Impermeabilización de techos, azoteas, terrazas y patios.

  2. En cubiertas nuevas o en la renovación de estructuras, incluso aquellas de geometría compleja y con accesibilidad limitada.

  1. Recubrimiento de escalones para lograr una superficie antideslizante.

  2. Protección de metales y elementos expuestos a la corrosión.

Este producto no solo responde a las demandas prácticas de impermeabilización, sino que también promueve la economía circular y la reducción del impacto ambiental al utilizar el granulado de los NFU.

El caucho reciclado procedente de neumáticos fuera de uso tiene aplicación en numerosos e innovadores productos que ofrecen nuevas alternativas dentro de la industria, la construcción, el deporte, la agricultura, la ganadería, la decoración, las infraestructuras, etc.

De la mano de los últimos avances tecnológicos, este caucho triturado, granulado o en forma de polvo se reutiliza en nuevos usos que ofrecen grandes ventajas en términos ambientales y económicos.

Esta transformación contribuye a un importante ahorro medioambiental al reducir las emisiones de CO2, el consumo de energía y de agua.

Recordemos que para fabricar un neumático de turismo se emite y consume:

– Emisiones CO2: 30,58 Kilos

– Consumo PETRÓLEO: 23,5 litros

– Consumo AGUA: 1.960 litros

Si un neumático usado se abandona en la naturaleza, este tardaría siglos en desaparecer, por eso es fundamental recogerlos y reciclarlos de manera correcta. Cuando finaliza su vida útil la opción más ecológica y sostenible es reutilizarlos para la fabricación de nuevos neumáticos. Sin embargo, si no es posible realizar este renovado, los neumáticos van a plantas de reciclado donde se extraen y separan sus distintos componentes (caucho, fibra textil y acero) para recuperarse en nuevos usos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad